Ping

Este mensaje es un ping para toda mi audiencia imaginaria.

Este 2015 que se nos fue, sumé cientos de visitas de spam, referidos inexistentes, y tráfico zombie, entre otros, lo que me llena de orgullo, ya que mi analítica de página se ve abultada y parece tener visitas legítimas desde Rusia, Indonesia, Pakistán y mi querido país Moldova, que en mis tiempos de mayor angustia me regaló internet gratuito vía proxy en el puerto 443 a través de GTD Manquehue.

Muchos dicen que si no hay nada que comunicar, no hay por qué, y yo les digo: «200 OK«, mensaje recibido, no olvidar que este es mi blog, y por lo tanto mi audiencia imaginaria aclama mis posteos.

Pasé tiempo sin escribir, sumergido en un mar de trabajo, proyectos, proyecciones desproyectadas, y retomando caminos interrumpidos por promesas incumplidas (todo dentro del ámbito laboral claro está).

Así que hoy, y más firme que nunca, tomo mi audiencia fantasma, mis equipos electrónicos,  mi gente y retomamos con todo la fábrica de ideas, experimentos, proyectos y más llamada BPL Innovación Digital. Ahora con una gráfica digna de las ideas que se maquinan, y con un perfil de creatividad y difusión sin trabas, restricciones ni censuras por parte de ancianitos de la interné (al que le caiga el poncho digital que se lo ponga).

Así que si Ud. queridísima visita, llegó aquí, y es un humano, bienvenido sea a mi mundo («el mundo de Manolo» como dice mi querido cuñado); agarre las cabritas, la cocacola y disfrute de una película porque yo no lo voy a entretener 😀 😀 😀

¡Ahora a producir!